El escritor.


El desaparecido “Ecce Homo” de Leonardo : solución a sus enigmas históricos.

Arte de Ayer. Ediciones Movinter/Diart, 1981
Estudio sobre el discípulo español de Leonardo da Vinci, Fernando de Llanos.


Catedrales de Castilla y León, Sonetos.

Juan Adriansens, Catedrales de Castilla y León. Sonetos.Quirón Ediciones. Año 1995
Colección de sonetos dedicados las catedrales de Castilla y León.

Era, hasta cierto punto, inevitable, que acabase un día dirigiéndome en verso a alguna de las mejores catedrales españolas. Han constituido muchas de ellas, y sobre todo, una, mi primer amor, y sin duda el más duradero y firme. Pero poco podía imaginarme que estos versos nacieran al amparo de un programa radiofónico.

No son en modo alguno, los primeros sonetos compuestos por mí. Desde una ya lejana -y esforzada- lectura de Petrarca en el original, el soneto se convirtió en mi forma poética preferida. Pero quizás mi facilidad para el verso fue la causa por la que la mayor parte de ellos hayan sido enviados al fuego o al olvido. Nunca he sabido tomar en serio esta afición mía a versificar, hasta encontrar, y afrontar, un tema tan noble como el ahora abordado. Estos versos han sido, todo lo más, meros espejos de otras realidades…

Como muestra un botón (pag. 31 del libro):

CATEDRAL DE BURGOS
Capilla del Condestable

Como estrella de piedra y luz trenzada,
la bóveda se engarza en otra estrella,
rasgada claridad, abierta huella
que un arcángel dejara en su escapada.

Ricos escudos de orla fabulada,
gigantes y leones en querella,
retablos con el Niño y la Doncella,
anagramas de Dios, cruz potenzada.

Altas vidrieras siembran, ya de rojos,
ya de azules, los muros y los suelos;
y aunque tanto esplendor ciega los ojos,

¿para qué empeño tal, tales desvelos,
si ya el olvido envuelve los despojos
de los que urdieron tan pomposos duelos?


La Seducción.

Juan Adriansens, La Seduccion.Historia de la vida privada de Occidente.

Ediciones Martínez Roca. Año 2000

En este libro recorro la historia de la seducción a través de minuciosas reconstrucciones de ambientes, emociones y prácticas amorosas de las civilizaciones pasadas. Del antiguo Egipto al Medioevo, de la Grecia clásica al Renacimiento, del siglo XVIII hasta la actualidad, “La Seducción” combina curiosas anécdotas sobre pasiones con la voz directa (y casi siempre muy atrevida) de poetas de estas épocas.

Las transitadas alcobas de personajes como Francisco I y Napoleón III, los incestos de Lucrecia Borgia, la aceptación del adulterio en Esparta, la manifiesta homosexualidad de Enrique III de Francia, la joven belleza que inspiró a Boticelli y tantos otros momentos, nos demostrarán que apasionadas intrigas, grandes maniobras de poder y ambiciosas obras de arte también se traman desde el deseo de seducir.


Adulteras

AdulterasEdiciones Martínez Roca. Año 2001

Este libro va dedicado a aquellas mujeres que buscaron en el adulterio alivio a las frustraciones de una vida cuyo rígido discurso apenas podía ser suavizado de otro modo.

“¡Adúlteras! Este epíteto, aplicado a la mujer, ha arrastrado consigo, durante siglos, ecos de una severa, cuando no implacable condena, acompañada, generalmente, de un morboso estremecimiento o de un inquietante escalofrío. Nada es capaz de atraer mejor la atención de la gente que una pasión desordenada cuando ésta, además, va acompañada, primero de peligro, y luego de reprobación.”

Relato de las pasiones “prohibidas” de las más famosas malcasadas de la Antigüedad clásica. Las infidelidades de Afrodita, Leda, Helena, Julia o Mesalina desfilan ante nuestros ojos rodeadas de poesía, sensualidad, morbo y osadía.

Es un desinhibido relato en torno al adulterio femenino, que espero seduzca al lector con la asombrosa modernidad del mundo grecolatino.


La vida extrema.

Juan Adriansens, La vida extrema.Intriga, muerte y pasión en la Venecia del siglo XVI.

Ediciones Martínez Roca. Año 2006

Dos sonetos del Siglo de Oro, incluidos en una vieja antología y debidos a la pluma de un olvidado poeta de nombre Gonzalo de Celada, fueron el cebo que me sirvió para iniciar la búsqueda y averiguar quién fue, en realidad, este enigmático personaje.

Hombre de esquiva biografía y compleja personalidad, estudiante en Salamanca e involucrado en la sangrienta guerra de las Las Alpujarras, Celada fue amigo, entre otros , de Antonio Pérez, que lo envió a la Florencia de los Médicis para vigilar a don Pedro, el vástago menos recomendable de tan encumbrada familia. El destino de celada y sus diversas vivencias servirán para sacar a la luz algunos de los aspectos más ocultos del reinado de Felipe II y los abusos y crueldades de aquella hipócrita sociedad.
Basándome en determinados hechos históricos, he intentado acercar al lector a la fastuosa Venecia de mediados del siglo XVI, donde nuestro protagonista terminará convirtiéndose en amante de Enrique III de Francia y donde su vida tendrá un desenlace inesperado y sorprendente.


Los Silencios del Mármol.

Juan Adriansens, Los Silencios del MarmolSantillana Ediciones. Año 2010

La pequeña capilla de San Severo, en Nápoles, resulta ser una de las maravillas de la Italia del Sur y constituye un hito por su espectacular interior, que alberga una colección de estatuas de mármol que dejan sin aliento a todos los que tienen el placer de observarlas.

Perteneciente a la prestigiosa familia Di Sangro, la bóveda de la capilla sufre un derrumbe parcial y el gran mecenas Álvaro de Fontanarosa, hombre de inmensa fortuna, encarga su reparación a Mauro Beltrán, un joven restaurador español que descubre los inquietantes rumores en torno a ciertos extraños hechos que se han producido en aquel lugar…

Mauro entabla una relación dependiente con su mecenas, en la que surge un tercer eslabón, Alberto Miralles. Los tres conformarán un curioso triángulo; una dudosa partida de ajedrez en la que ninguna pieza se coloca en la situación que le corresponde.